Educacion menstrual

Un espacio de femenino integral para promover una nueva educación menstrual.

Autocuidado y bienestar menstrual

Cada mes, con la llegada de la menstruación, nuestra energía física y mental desciende, dándonos la oportunidad de observarnos y observar nuestra vida desde otra perspectiva.
Biologicamente hablando, con el sangrado, nuestros niveles de glóbulos rojos descienden, lo que hace, que nuestro cuerpo y nuestro cerebro se encuentren menos oxigenados que durante el resto del ciclo. Esto puede hacer que, entre otras cosas, nos sintamos con mas cansancio, somnolencia, debilidad…
Este descenso de energía en los planos físico y mental, nos permite conectarnos con planos mas sutiles como el emocional y espiritual, por eso podemos sentir como nuestros sueños aumentan, nos resulta más fácil conectar con nuestro cuerpo, experimentar estados alterados de conciencia, meditar, priorizar las demandas…
Y es que nuestra menstruación, es un tiempo excelente para la introspección, para observar lo realmente importante en nuestras vidas, para saber priorizar lo urgente de aquello que puede esperar, para conectar con lo realmente esencial.

“En la tradición de los indios norte-americanos, la mujer, cuando está menstruando, es considerada, tanto física como espiritualmente, en su estado más poderoso. El reposo durante la menstruación tiene que ver con el hecho de que la atención de la persona está concentrada en otra parte – en los planos espirituales, adquiriendo sabiduría.” Lara Owen, Su Sangre es Oro.

¿No te ha pasado en ocasiones que, cuando estas menstruando, y con necesidad de descanso, de cueva, de tranquilidad… y te «fuerzas» a trabajar, a seguir el ritmo, a atender tu entorno… después te sientes mucho mas irritable e incluso experimentando algún dolor? Y por el contrario… ¿aun cuando estas a tope de trabajo, te tomas aunque sólo sean unos minutos de tranquilidad y de estar contigo misma y te sientes con mucha más energía para afrontar el resto del día?
Personalmente eso me ha enseñado mi menstruación. A dejar de seguir dictados externos y escucharme profundamente. Escuchar las necesidades de mi cuerpo en cada momento, y permitirme. Salir de la creencia social del rendimiento continuo, del sobreesfuerzo, de «el cuerpo aguanta», de la culpabilidad por «parar o no hacer»…. Y regalarme momentos de descanso, relajación e interiorización con la total confianza de que respetar mis necesidades, es mi prioridad, y eso, me regalará mucha mas energía y bienestar integral para el resto del ciclo. Además de evitarme tensiones innecesarias, frustraciones, dolores, rabia…
A veces, cuando he compartido sobre estas necesidades menstruales, muchas mujeres han puesto su trabajo como un impedimento que les impide tomar este tiempo de renovación y escucha interior. Realmente, en nuestra sociedad actual, puede ser complicado parar completamente durante los días menstruales (a no ser que tu organices tu propio trabajo) como se hacía ancestralmente en las comunidades, donde la Tienda Roja, servía de refugio y hogar para las mujeres en este tiempo sagrado. Te invito a no quedarte ahí y encontrar tus propias posibilidades de autocuidado y bienestar menstrual. Puede ser algo tan sencillo como evitar o disminuir la atención hacia el exterior con menos acceso a las redes sociales, Tv… y aprovechar ese tiempo para descansar, interiorizar y soñar.
Dentro de tus opciones, ¿que se te ocurre que puedes cambiar para priorizar tus necesidades?

Si te apetece puedes compartir tu experiencia o cualquier duda que te surja en los comentarios. Te invito también a unirte a nuestro compartir en las redes para crear una nueva educación menstrual, usando el hashtag #28diasdeeducacionmenstrual.

¡Juntas, crecemos!

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2021 Educacion menstrual

Tema de Anders Norén

error: Content is protected !!